Jueves 22 de Septiembre 2022
POLIDEPORTIVO

Culpa de Ferrero: el insólito motivo por el que Carlos Alcaraz no pudo enfrentar a Roger Federer

Compartieron un entrenamiento y Alcaraz mostró gran nivel.

Escrito en MÉXICO el

Carlos Alcaraz deberá convivir con la idea de que nunca enfrentará a Roger Federer profesionalmente. Cuando el español dio el salto al tenis de máxima categoría, el suizo ya se encontraba con problemas físicos y nunca lograron disputar un duelo en ningún campeonato.

Sin embargo, Alcaraz y Federer tienen una anécdota insólita. En Wimbledon entrenaron juntos una vez y Ferrero se mostró muy orgulloso de lo bien que lo hizo el chico frente a Su Majestad.

Roger Federer y Carlos Alcaraz. Fuente: (Instagram)

Para el tenista suizo también había sido un gran entreno, por lo que decidió llamar para volver a encontrarse en una cancha al próximo día. Pero Federer cometió un error y por ello nunca más se enfrentó a Alcaraz: pidió jugar contra Juan Carlos y por ello se apareció Ferrero al próximo entrenamiento.

En la actualidad, Roger se muestra entre risas pero avergonzado por la situación, ya que quería volver a enfrentar a Carlitos en aquel entrenamiento de Wimbledon. "Llegué tarde, pero la práctica con Ferrero fue genial, no falló una bola. Podría seguir en el circuito", aseguró el suizo.

Carlos Alcaraz. Fuente: (Instagram)

Fue mala suerte o tan solo el destino lo que no le permitió a Carlos Alcaraz que compartiera más que solo un entrenamiento frente a uno de los mayores ganadores de la historia del tenis. Ahora deberá construir su imperio demostrando frente a Djokovic y Nadal.

Carlos Alcaraz y Rafael Nadal. Fuente: (Twitter)

El aliento de Federer a Alcaraz

"Es una pena que no pueda jugar nunca contra él. He visto lo que ha hecho en el US Open, ha sido fantástico", sentenció el suizo. A pesar de que nunca competirán profesionalmente, ya se mostró admirador del español.

Por lo pronto, Alcaraz deberá mantener su gran nivel para no perder el puesto número 1 del ATP recientemente conseguido al coronarse en Estados Unidos.